Tren de alta velocidad

octubre 15, 2007
Recién llegado de China tengo que confesar que esta vez he probado una infraestructura única en el mundo : el Maglev. Un excelente tren de levitación magnética (de ahí el nombre) que une el aeropuerto de Pudong con Shanghai en un recorrido de 30 km. Es España le llamamos AVE (Alta Velocidad Española) a un chisme que alcanza apenas los 300 km/h. Los chinos, más modestos ellos, le llaman por su nombre a algo que alcanza los 431 km/h. Tarda 7 minutos en recorrer la distancia, y la experiencia vale la pena. Sobre todo si te cruzas con el tren en dirección opuesta, lo que da como resultado un cruce a la modesta velocidad de 862 km/h, con un estampido sonoro formidable. Quien no lo crea, que venga y lo pruebe. Yo simplemente saqué una foto del panel que muestra la velocidad, aunque no pillé el máximo por poco. Como colofón, el precio. 5 € por trayecto. Si vas de turista y quieres ir y volver, 8 €. La puntualidad, británica.

Algunos babean pensando en el AVE que nos van a poner a finales de año en Barcelona. Yo me cabreo pensando que nos siguen dando migas de segunda categoría. Y en 2008 en lugar de 2004. Y la conexión con Francia y el resto de Europa ni se sabe. ¿Quién da más?


Luz de derechas, apagón de izquierdas

octubre 6, 2007


Bueno, el título del post podría ser justo el contrario y nada cambiaría. Me siguen pateando los políticos. Cada día está más claro dónde está la cabeza de todos los males. Arranquémosla y tendremos medio problema solucionado.


Andaba la CNE (Comisión Nacional de la Energía) analizando y determinando culpas y responsabilidades en el gran apagón de este verano de 2007 en Barcelona.

No debería ser difícil para un grupo de técnicos y ingenieros profesionales dictaminar objetivamente los motivos, y por ende responsabilidades, del incidente.

Pues no, en una decisión salomónica y politizada, sacan un informe en el que reparten culpas a ENDESA y a Red Eléctrica. Parece que en las deliberaciones previas, los miembros de la CNE nombrados por el PSOE querían dar la culpa a ENDESA (presidida por Manuel Pizarro, a su vez nombrado y blindado por el PP en su momento). Claro, los nombrados por el PP pretendían por su parte culpar a Red Eléctrica (empresa pública y por lo tanto gestionada por el PSOE).

¿Les importa un cuerno la responsabilidad o lo que pasó? Claramente no. Simplemente echar mierda encima del otro y nada más. Como en el Tribunal Constitucional. Como en el Tribunal Supremo. Como en el Congreso y en el Senado.

¿Y el pueblo? ¿Y los daminificados? ¡Qué más da!

Foto : http://www.bitacoracubana.com/

No hay esperanza

octubre 3, 2007
Nunca he tragado a Rosa Díez. No se por qué pero me pareció siempre de poco fiar. Farisáica, jesuítica, en una palabra, hipócrita. Y por lo visto y leído, no estoy solo. La vi siempre como un caballo de Troya dentro de un PSE dividido y sin norte. Ella iba de chula, de guay, de moderna y de honrada por la vida.

Ha abandonado la nave socialista y ha creado un nuevo partido con gente que como mínimo andaba por las antípodas de los orígenes de la susodicha. Pero eso sí, cierta prensa capitalina trata de ensalzarla como la gran esperanza blanca de la política española.

Esta semana ha sido entrevistada por Albert Om en TV3, esa televisión donde según Esperanza y Pedro J. solamente se habla catalán. Finalizada una entrevista en la que no supo definir nacionalismo, el entrevistador le dice en media sonrisa “se habrá dado cuenta que la hemos entrevistado en castellano”, en clara intención de desmentir el uso exclusivo del catalán en TV3.

Con estúpida modestia, la individua por no llamarla algo peor responde : “ah, pero es que Vd. tenía dos opciones, o entrevistarme en castellano o perder la entrevista”.

Esto es lo que tiene que sacarnos de la sinrazón del PSOE y del PP. Sin comentarios.

Velo y colegio

octubre 2, 2007

Escucho esta mañana alucinado en Catalunya Ràdio que el Departament d’Educació de la Generalitat ha amonestado a la Escuela Pública Annexa de Girona por prohibir el uso del pañuelo musulmán a una niña de 8 años.

Francia ha dictado una Ley para acabar con este tema, Europa entera debate la conveniencia de aceptar o no la simbología muslmana con todo lo que ello conlleva. Será que el tema es delicado. Pues no. Educació sabe más que nadie y en aras de la formación de la niña, obligan al Centro, contraviniendo su Régimen Interno, a aceptar a la niña con velo, dado que prevalece el derecho a la educación de la niña.

Quizá no vean grave la imposición de un pañuelo, me gustaría saber lo que opinan si en lugar de una niña musulmana estuviéramos hablando de una niña de alguna tribu del Amazonas que se empeñara en acudir a clase en pelotas. ¿Resultaría tan comprensiva la Consellera o lo que sea que escuchaba esta mañana en la Radio? ¿Tenemos que aceptar las costumbres de la inmigración y no provocar la situación contraria?

Imagino al papá musulmán frotándose las manos, pensando la suerte de venir a un país de idiotas que además de acogerle le aplauden sus costumbres degradantes para su mujer e hija. Pensando que si se diera lo contrario, al papá cristiano seguramente lo meterían en la cárcel, o lo azotarían en público.

Sigamos así, permitamos velos, burkas, ablaciones de clítoris y demás barbaridades. Simplemente estamos respetando su cultura y sus costumbres. Somos un país social.

Foto : http://www.almendron.com/blog/wp-content/images/velo.jpg

Mercadeo judicial

septiembre 30, 2007

Ayer me desayuné con la noticia de que los magistrados del sector “conservador” del Tribunal Constitucional han tomado el control de la situación en detrimento del sector “progresista”. La Presidenta del Tribunal, en ejercicio de una prudencia cuando menos encomiable facilita la labor a los derechistas que se quedan en posición de mayoría para votar las resoluciones.

Hasta aquí, me parece cuando menos opinable, sino divertido. El peligro, la alarma cunden cuando la consecuencia de esta situación, dicen, es que el Estatut de Catalunya corre peligro de ser tumbado.

Alucinante cuando menos. El máximo Tribunal, el exponente más alto de la judicatura española está dividido en dos bandos, como en una pelea callejera. Y lo importante ya no es si el Estatut es constitucional o no (que de eso se trataría), sino de dominar el escenario de la votación para sacarlo adelante o tumbarlo.

Un Estatut que ha pasado por todos los trámites parlamentarios establecidos en Ley, análisis de los Consejos Consultivos de Generalitat y Gobierno (precisamente para evitar inconstitucionalidades), ratificación parlamentaria en Catalunya y España, y finalmente aprobación mediante el preceptivo referéndum.

Los que entienden de esto (y yo no quiero creerles) dicen que los conservadores se cargarán el Estatut. Sin encomendarse a la Constitución, que es lo que se supone deben hacer. ¿O no? Parece que todo el pescado está vendido, y no importa el contenido de lo que se debate sino quién lo presenta y con qué intenciones.

Si se presenta una Ley promovida por la izquierda, los miembros conservadores se la cargarán, y los progresistas la defenderán. ¿Pero esto qué es? Siguen jugando, o peor todavía, siguen tratando a España como un cortijo donde hacen y deshacen a su antojo. Dios los confunda y los medique con una esquizofrenia benigna que les haga entrar en razón, juzgando y sentenciando considerando la ley y no los intereses de sus padrinos.

Encajando piezas

septiembre 17, 2007

Lo se. Un blog que se llama “Catalunya, España …” debería reflejar los rifirrafes que chirrían desde la aparición del nuevo Estatut. Como me caliento fácil, no tenía excesivas ganas de abordar este asunto pero encuentro necesario dar ya mi opinión al respecto. A los que soportan mal los tochos, animo a dejar de leer pues creo hoy saldrá algo denso.

Empecemos por el Estatut. Parto de la base que el Estatut aprobado fue un engendro pergeñado por diversas partes que no querían ni quieren a Catalunya. Fue el resultado del mercadeo y negociaciones de unos cuantos “listos” que se aseguraban así un texto a desarrollar en los próximos 20 años por un lado, y de otros “más listos” que vieron la ocasión de conceder nada con apariencia de mucho y tapar bocas y reivindicaciones durante unos cuantos años.

Pero engendro o no, nos guste o no, el Estatut es una Ley Orgánica, fundamental en el ordenamiento jurídico español, y como tal merece un respeto por parte de todos, y sobre todo del Ejecutivo y del Legislativo. Si se determina una inversión del 18,5% del total en los próximos 7 años, no vale empezar con magia de salón para reducir el resultado de ese 18,5% a una cantidad inferior.

No puede repetirse el amaño y estrangulamiento que supone el traspaso de competencias sin los correspondientes fondos para ello. Es fácil promover la crítica interesada y partidista, tachando a los catalanes de insolidarios y egoístas. Barbaridad que debería descalificarse por sí misma, pero que asombrosamente se abre paso y germina cada día con más fuerza en espíritus de la ancha y castiza España. No debería ser difícil publicar balanzas fiscales (cuánto se paga y cuánto se recibe) por Autonomías, luz y taquígrafos para las inversiones en infraestructuras estratégicas (tren de alta velocidad, aeropuertos, red de autopistas y autovías), o incluso una lista de competencias transferidas y sin transferir. Si se hiciera eso se vería por ejemplo la desfachatez con la que se ha invertido en Barajas, en la alta velocidad a Segovia y Valladolid (tierra castellana origen de presidentes de gobierno) mientras se dejaban de lado otros lugares, entre ellos Catalunya. A Catalunya se le cede la competencia en prisiones (cosa que nadie quiere – ¿cuántas autonomías la tienen?), el tráfico, o una sanidad ruinosa. Si pedimos el Concierto Económico como los vascos y navarros nos dicen que es inconstitucional. ¡Coño! ¡Entonces que se lo quiten a los antes citados! O todos moros o todos cristianos. Sorprende saber que cuando el Ministro de Sanidad Bernat Soria propone gratuidad para la salud dental de los niños, navarros y vascos, nadando en la abundancia disponen de ella hace años. Pero no, los malos son los putos catalanes, esa panda de egoístas que solo quieren más y más y más.

Señores, estoy hasta los huevos.

  • De tener que pedir perdón por ser catalán.
  • Por tener que explicar ahí donde voy que no somos de color verde.
  • Que hay que explicar que entendemos y hablamos el castellano.
  • Que contribuimos a la solidaridad más que nadie.
  • Por no tener el derecho a decidir si quiero o no ser independiente.
¡Pero quién coño se ha creído que es España! ¿El Dios supremo que da y quita razones? No, España era una entelequia hace 500 años, los sucesos históricos la configuraron hasta la actualidad pero la evolución sigue, ahora con una integración (y por tanto dejación de poder) en Europa, de destino imprevisible. El inmovilismo está condenado al fracaso.

Ojo, opino que un referéndum por la independencia está condenado al fracaso en Catalunya, pero ello no quita el legítimo derecho a celebrarlo, señalado en la carta de los derechos humanos de las Naciones Unidas. Y promover un sano debate entre partidarios y contrarios. En lugar de eso, desde la España rancia se demoniza el progreso, la diversidad, la cultura e incluso la lengua. Resulta que tengo que saber castellano por cojones (soy español) pero no tengo derecho a “vivir” en catalán en Catalunya.

España tiene un problema de encaje con Catalunya y debe resolverlo. Desde posiciones abiertas, sin trampas, sin faroles, sin jugar sucio, con ánimo de establecer pactos simbióticos entre dos Comunidades que pueden y deben unirse para fortalecerse. Cuando eso llegue, creeré en la Política, los Políticos y en España. Pero eso me temo que ya será en otra vida …

Ley del embudo para casi todos

septiembre 11, 2007
De vuelta de vacaciones, he dudado mucho si retomar el blog o abandonarlo a su suerte definitivamente. Se hace duro encontrar temas de interés, y más todavía plasmarlo negro sobre blanco. Pero voy a seguir. Os voy a hablar de algo que me alucina y me deja perplejo, lo mire por donde lo mire.


No soy economista, pero sí se utilizar ese sentido común que casi siempre es el menos común de los sentidos. Me asusta como a todos la presunta crisis que se nos avecina a partir de esa “cosa” llamada “subprime“. Sí, no os asustéis, no es difícil de entender. Los yanquis, que saben más que nadie, han descubierto otra sopa boba. A los que tienen pocos recursos y piden una hipoteca, en lugar de negársela como aquí, se la dan. Pero amigos, no al 2 ni al 3 ni al 4%. No, como eres negro, pobre y desgraciado, te la damos al 14%. Y danos las gracias por decirte que sí. Juntan un montón de esas hipotecas de riesgo también conocidas como hipotecas basura, les ponen un lacito y le llaman “producto”. Producto financiero que venden a inversores prometiendo rentabilidades de 8 al 10% (cesión de crédito). ¿Veis la jugada? No invierten un duro, todo lo pone el inversor, captan dinero, le sacan el 14% y devuelven el 8%. Les queda un 6% limpio. Pero claro, nos olvidamos que era un producto de riesgo. No todos los “casi homeless” que contratan las hipotecas pueden pagar. Algunos no lo hacen, corren las voces, y esos inversores piraña que esperaban el 8% se asustan y quieren vender su participación y recuperar rápido la pasta. No olvidéis que el dinero es cobarde por definición.

Ahora el problema es del “inventor”, que debe devolver la pasta y no tiene dinero. Ningún problema. Como el inventor son grandes bancos, viene papa Banco Central Europeo, la FED, Banco de Japón, etc. e “inyectan” dinero barato. Maravilloso eufemismo para decir que le dan a la maquinita de hacer billetes que tiene cada uno y lo prestan barato a sus amiguetes. Los inversores no se fían y siguen reclamando más devoluciones, pero no hay problema, ahí están los Bancos Centrales “inyectando” más dinero fresquito.

Aquí paz y después gloria. Los inventores devuelven la pasta, dad por seguro que ya están maquinando cómo “crear” un nuevo producto para embaucar a unos cuantos inversores incautos y vuelta a empezar. Ahora planteaos qué pasa cuando vuestro hermano Antonio, o vuestro amigo Pepe, o vuestro compañero Ricardo, mileurista de pro, tiene problemas y no puede pagar la hipoteca. ¿Viene papá Banco de España en su rescate? Noooooooooo. Le incautan el piso (técnicamente deshaucio) y a correr. Lo venden en una subasta por el importe de la deuda (nunca por el precio real), el banco se queda su pasta y vuestro conocido en la puta calle. ¿Entendemos ahora el título del post? Ciertamente, para casi todos. Siempre hay cuatro cabrones de categoría para los que las reglas de los demás no valen. Y lo entendemos, y lo amparamos, y no reventamos. Así nos va.

Más grave es el asunto cuando nos venden desde periódicos, instituciones, gobiernos y ministerios que la subida de tipos de interés (cabrona y jodida para todos nuestros bolsillos salvo para los que tienen dos duros a plazo fijo) responde a las tensiones inflacionistas. El Gran Hermano BCE vigila y otea con fiereza para evitar desmadres inflacionarios por lo que sube los tipos. Me hace gracia el término “inyectar liquidez. Es de Manual de 1º de Económicas que la maquinita de hacer dinero dispara la inflación. ¿Lo vamos entendiendo? La cuadratura del círculo. Son tan sinvergüenzas que actúan contra sus propios principios para ayudar a sus amiguetes. Tendremos crisis, inflación y tipos caros, pero los que parieron las famosas “subprime” no irán a la cárcel, seguirán de rositas, y no lo dudéis, están maquinando ya la próxima jugada. A pagar los de siempre, o sea, nosotros los de a pie.

Moda de invierno en verano y moda de verano en invierno

agosto 8, 2007

Julio y Agosto son meses de rebajas, apetecidos por los sufridos consumidores a la espera de pescar alguna ganga al vuelo, una de esas piezas inaccesibles durante la temporada normal de comercio. Visité unos grandes almacenes esta semana para darme cuenta de que realmente rebajan muchas cosas pero que también reservan grandes espacios para “lo nuevo”, etiquetado así para avisar, y no correr a por explicaciones al primer pobre dependiente que pillemos preguntándole por la etiqueta de rebajas.

Meeeeec, no, esto es de nueva temporada y no está rebajado. Y tu piensas, joder!, claro, es por eso que me gustaba.

Pero me intriga mucho más, sobremanera, el motivo por el que en agosto hay colecciones completas de abrigos, gabanes, chaquetas, gabardinas, jerseis y bufandas, listos ya para la “inmediata” temporada de invierno que, cambio climático mediante, no empieza hasta el mes de diciembre.

Vas en agosto, con un calor agobiante, a buscar un bañador o una camiseta y te encuentras con estupendas bufandas de cashmere o la nueva línea de calcetines de lana. No, no, no. Lo siento, mi cuerpo y mi mente salen escopeteados. Item más. Vas en febrero y encuentras unas fantásticas camisas de verano, unos estupendos pantalones sport de hilo, unas fabulosas sandalias de pie abierto, mientras llevas puesto el abrigo puesto. Y escuchas a la gente en mayo : “Uy, date prisa que ya no queda nada de verano”.

Van contra corriente. ¿Tan difícil es vender ropa de verano en verano y ropa de invierno en invierno? Me da la sensanción que alguien, un día no muy lejano abrirá un nuevo Zara con el lema “La moda de verano, en verano!” y arrasará. Y entonces, todo el mundo se dará cabezazos contra la pared pensando que era evidente. ¿O es que no lo era?

Desidia, incompetencia o mala leche

julio 30, 2007

Reclamaba yo hace ya casi un año la implantación del pago de parkings por minutos. Me parecía mal que tuviéramos que pagar por un servicio no consumido, habiendo como había una Ley que obligaba a ello. No me referí al pago de telefonía por segundos en lugar de minutos, que también era obligado. El otro día apareció el tema en una conversación y me dió por pensar mal, como de costumbre. Celebré en su momento la tarificación por segundos en los móviles y la tarificación por minutos en los párkings, pero volví a desconfiar.

Desempolvé una factura de Vodafone del mes de febrero (la última de tarifas por minuto) y la empecé a comparar con la última de junio. No entraré en detalles, porque la comparación no es fácil, se deben comparar llamadas con el mismo tipo de tarifa (reducida, normal, super reducida) y entre las mismas compañías (propia o externa) e incluso los tipos de números (móvil o fijo). A quien interese le diré que la media final era un incremento del 11%. En algún caso excepcional obtuve una reducción del 1%, en todo el resto incrementos.

No he hecho la comparativa con los parkings, porque no tengo tarifas a mano fiables. Sí os diré que solían costar del orden de 240 a 250 Pts / hora. Hace una semana aparqué en Barcelona al estupendo precio de 2,40 € / hora. Eso sí, contento y engañado porque pago por minutos. Aquí también nos han acabado colando el gol de la equivalencia 100 Pts = 1 €.

Hay que tener poca vergüenza, o ser muy malo, o pasar de todo. A los políticos les pido que me protejan, que desarrollen leyes que me pongan a salvo de la voracidad de multinacionales y compañías sin escrúpulos. Y ellos toman la iniciativa, regulan, legislan y se les llena la boca. ¡Hemos sacado la nueva Ley de protección al consumidor! Pero sacan una “castaña”. Un colador por el que nos meten subidas encubiertas. Denuncié también en su momento una jugada similar que nos metieron con la factura del agua.

La conclusión es la del título. O es desidia legislando, bien incompetencia, o ganas de jorobar beneficiando al poderoso. La bolita gira en la ruleta. ¿Quién da más?

Notas y abecedario

julio 7, 2007


Acabó el año escolar. Vacaciones, niños a casa, conclusiones, resumen y notas! ¿Notas? Difícil nos lo ponen. Cuando llega el niño con el sobre de las notas, prepárense para una difícil tarea detectivesca. Ah! esos viejos tiempos del sobresaliente, notable, bien, suficiente, insuficiente y muy deficiente. O incluso del 0 al 10. 5 era un aprobado. Menos de 5 suspenso. Y un 10, ah amigos, un 10 no se sacaba así como así. Por no hablar de la legendaria Matrícula de Honor, que yo nuca tuve la oportunidad de obtener ni tampoco ninguno de mis más cercanos colegas, por lo que sigo pensando que era más una leyenda urbana que una realidad.

Ahora no. Parece que los números traumatizan el niño, dañan su ego y pueden provocar un grave retraso en su desarrollo. Conviene por lo tanto, en este mundo de la sobreprotección, evaluar con “suavidad” y puntuar de forma que ni el propio Papa de Roma ayudado por su presunta infalibilidad es capaz de descifrar.

Atentos, si no, al siguiente rosario de notas (sacadas del boletín de notas de mi hijo, no me invento una sola coma) :

  • Progresa con normalidad
  • Progresa notablemente
  • Situación destacada
  • Conseguido con dificultad
  • Conseguido adecuadamente
  • Conseguido con normalidad
  • Normalmente o con normalidad
  • Conseguido de manera satisfactoria

Valiente galimatías, ¿eh? No os arriendo las ganacias cuando el crío trae los “controles” a casa, para que podamos ver su evolución durante el curso. Nada de números. Letras. Letras con flechas arriba o abajo!! Una B baja, una C alta, una D alta alta, y podemos seguir. ¡Hay aprobados bajos! ¿Qué será eso?

Claro, uno no se resigna a permanecer como un zoquete, y después de tratar infructuosamente de obtener una tabla de equivalencias por parte del profesorado, y recibir una obstinada negativa por respuesta, se construye su propia tabla a riesgo de meter la pata.

He llegado a la conclusión que la situación destacada es un 9. El progresa notablemente se traduce en el notable (no me he roto mucho los cascos, eh?) y el progresa con normalidad es el antiguo “Bien”. Como mi hijo no saca suspensos, no he podido ver cómo los describen, pero imagino que debe ser “progresa por debajo de la normalidad” o “progresa con cierta y relativa dificultad”. Todo sea por ser positivos e incluir la palabra “progresa”, aunque sea más falso que un duro sevillano.

Donde ya he tocado piedra es en las evaluaciones de los aspectos parciales de cada “crédito”. Confieso mi absoluta inutilidad a la hora de distinguir entre “Conseguido con normalidad” y “Conseguido adecuadamente”. Parece que “conseguido de manera satisfactoria” es mejor, pero ¿quién sabe?

Acabada la primaria, vuelven al sistema tradicional. En la ESO ya traen sobresalientes y notables, con dieces, cincos y ochos. Supongo que para confundir ahora al alumnado que llevaba ya 9 años de evaluaciones “de letras”.

Creo que no se trata de proteger al niño, sino de confundir a los padres. Cambiamos asignaturas por créditos (por cierto, ¿alguien me sabe explicar qué diablos es un “crédito de síntesis” o un “crédito de tutoría”?), números por letras, notas por valoraciones cuando no apreciaciones. Apuesto que dentro de 20 años, cuando nuestros hijos sean padres volverá nuestro sistema tradicional de notas, y será entonces paradójicamente cuando los abuelos entenderemos más que los padres. Al tiempo.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.